La deconstrucción del retrato en la potentes pinceladas de KwangHo Shin

 

Con raíces en el expresionismo abstracto, el artista coreano KwangHo Shin crea retratos distorsionados a través de vigorosas pinceladas para transmitir los estados internos de los seres humanos. En sus mosaicos multicolores el espectador logra distinguir algunos rasgos faciales pero al estar carentes de precisión dejan un espacio a la libre interpretación.

Shin trabaja con pintura al óleo y carbón sobre lienzo para producir sus enérgicos retratos, sus herramientas principales para combatir el lienzo en blanco: “El miedo al lienzo en blanco se disuelve a medida que los colores toman forma y se forman en el plano de la imagen … Este momento es el proceso de sacar algo del espíritu interior del Artista, es el clímax de la energía creativa”, es la cita de Yu MyeongJin que inspira las proceso creativo.

Si quieres conocer más sobre este creativo, visita su perfil en Bahance. 

 

 

Fuente Original

POLO DE ARTE es un espacio de inspiración donde se conjuga el arte, la cultura y la vida. Nuestra idea es ofrecerle al lector un recorrido cosmopolita sobre distintas cuestiones del arte y de la cultura audiovisual de nuestro tiempo.

Más artículos
Repensar lo emergente desde La Casa Encendida