En Vietnam, el 60% de la población es menor de 30 años, pero la mayoría vive con sus padres hasta el matrimonio. Vivir bajo un régimen comunista y una cultura reservada no debe ser fácil, más aún cuando estás bajo los 30 años y el camino que la sociedad muestra es trabajar y conseguir el matrimonio. Pero la música llegó para remediarlo.

Podríamos decir que esta “liberación” de las emociones y sentimientos de los jóvenes era inminente. El metal, brutal, death y grindcore se tomaron la escena underground de Vietnam y ofrecieron una escapatoria a la realidad, en donde los riff de las guitarras y los gritos guturales eran su nuevo mundo.

Mientras vivía en Vietnam, el fotógrafo Neil Massey descubrió esta escena llena de vida y sintió la necesidad de documentarlo en su serie “Bloody Chunks” (que coincidentemente es el título de una canción de Cannibal Corpse), sumando así otras más que tiene sobre su paso por Vietnam.

Trung, integrante de la banda grindcore “Wuu” en Vietnam explica por qué aún esta escena se mantiene en lo under.

Los vietnamitas todavía tienen miedo de este tipo de música, del black, el death, el brutal y grindcore todavía es algo que no pueden comprender a totalidad.

vietnams-underground-metal-scene-is-insane-body-image-1447771856-751x1000

vietnams-underground-metal-scene-is-insane-body-image-1447771980-751x1000

vietnams-underground-metal-scene-is-insane-body-image-1447933920-751x1000

metal_46-copy-741x1000

metal_24-


Si disfrutaste este artículo, síguenos en:

Fuente Original

Compartir