Gracias a la fotografía de alta velocidad, podemos ver el momento preciso de la explosión de una flor capturado por el alemán Martin Klimas

Para su serie Rapid Bloom, congeló la belleza de los colores de las flores con nitrógeno.

Fuente Original