Una encuesta reciente del INEGI en México ha demostrado que somos, entre muchos otros, uno de los países que menos leen –un promedio de 3.8 libros al año-; por debajo de Colombia, Argentina o Brasil en un comparativo de países latinoamericanos
 Alguna vez, al magnate estadounidense Warren Buffet le preguntaron cuál era el secreto de su éxito económico y señaló: “Leo 500 páginas todos los días. Así es como funciona el conocimiento. Se construye, se acumula y genera intereses a tu favor. Es algo que todos podrían hacer si quisieran, pero casi nadie lo hace…”.
Alguna vez, al magnate estadounidense Warren Buffet le preguntaron cuál era el secreto de su éxito económico y señaló: “Leo 500 páginas todos los días. Así es como funciona el conocimiento. Se construye, se acumula y genera intereses a tu favor. Es algo que todos podrían hacer si quisieran, pero casi nadie lo hace…”.
 Leer 500 páginas al día suena descabellado, pero no es imposible, de hecho todos los días leemos y escribimos bastante, principalmente en nuestras computadoras y dispositivos móviles.
Leer 500 páginas al día suena descabellado, pero no es imposible, de hecho todos los días leemos y escribimos bastante, principalmente en nuestras computadoras y dispositivos móviles.
 Alguien hizo los números al respecto, y concluyó que si dedicáramos las horas que pasamos en redes sociales a la lectura, leeríamos al menos 200 libros al año; más de 16 al mes.
Alguien hizo los números al respecto, y concluyó que si dedicáramos las horas que pasamos en redes sociales a la lectura, leeríamos al menos 200 libros al año; más de 16 al mes.
 Pero leer cualquier cosa no es lo mismo que leer un libro que puede llegar a reacomodar nuestro conocimiento y enriquecer nuestras vidas. He ahí la importancia de leer algo más que el feed de las diferentes redes sociales.
Pero leer cualquier cosa no es lo mismo que leer un libro que puede llegar a reacomodar nuestro conocimiento y enriquecer nuestras vidas. He ahí la importancia de leer algo más que el feed de las diferentes redes sociales.
 Es comprensible que la vida moderna y sus múltiples gadgets hayan acaparado nuestra atención, pero leer un libro nos puede llegar a mostrar un pensamiento mucho más complejo que a la larga sea mucho más enriquecedor que la inmediatez y el olvido de las redes sociales.

Es comprensible que la vida moderna y sus múltiples gadgets hayan acaparado nuestra atención, pero leer un libro nos puede llegar a mostrar un pensamiento mucho más complejo que a la larga sea mucho más enriquecedor que la inmediatez y el olvido de las redes sociales.

Fuente Original