A los 27 años Jean-Michel Basquiat ya había producido más de 3000 obras.El mito habla de un niño superdotado que usó con el mismo talento la poesía, la música y el dibujo. Su estilo, que utilizaba la pintura para expresar la ira y cuestionar los valores del mercado, lo llevó a exponer en los mejores museos neoyorkinos desde una edad precoz. La vorágine que supuso alcanzar la riqueza y la fama en la juventud lo empujó a la muerte por sobredosis de heroína en 1988.

Basquiat

Jean-Michel Basquiat - Portada

Sus trazos recuerdan la pintura de Picasso, en el modo infantil de   generar las formas. La mezcla de colores y figuras completan de manera equilibrada sus composiciones, que destacan por la perspectiva plana que poseen. Los temas retratados hacen alusión a los principales dilemas sociales de la época que le tocó vivir al artista, entre cuestiones raciales y las atingentes a la superficialidad inherente al mercado del arte.

Jean-Michel Basquiat - Leeches

Compartir