Una iniciativa a la que se han adscrito ya varios museos

–Slow Art Day–

propone que nos detengamos a observar mucho más allá de los 20 segundos promedio.

Fuente Original