Especializada en la restauración y conservación de guarniciones históricas, Guarnicionería Dorantes ha sido galardonada con el Premio Nacional de Artesanía 2015. La X edición de los premios ha reconocido también, en distintas categorías, a las empresas Luis Méndez Artesanos, Abadía de Collado Hermoso (con su marca Ábbatte), el Cabildo Insular de Tenerife y la Asociación Profesional de Artesanos de Aragón.

Guarnicionería Dorantes ha sido galardonada con el Premio Nacional de Artesanía 2015. Especializada en la restauración y conservación de guarniciones históricas, la empresa fue seleccionada en el año 2005 para trabajar con la Casa Real española. Con el galardón, el jurado ha destacado la reconocida trayectoria de esta empresa familiar, ubicada en la localidad sevillana de Lebrija, en el ámbito nacional e internacional, además de su compromiso tanto con el oficio artesano como con la evolución y la difusión de la guarnicionería histórica y el enganche tradicional.

Convocados por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo a través de EOI y su cátedra Fundesarte, los Premios Nacionales de Artesanía han alcanzado este año su X edición. Su objetivo es impulsar el desarrollo y la competitividad de las pymes artesanas, así como incentivar en éstas la innovación, el diseño y la capacidad de adaptación al mercado. En esta ocasión se han registrado 82 candidaturas de prácticamente todas las comunidades autónomas, de las que 15 finalistas optaron a las cinco categorías a concurso.

Además de Guarnicionería Dorantes, la empresa salmantina Luis Méndez Artesanos ha sido galardonada con el Premio Producto, que reconoce al mejor producto o colección de los últimos dos años, por su colgante “El jardín”. Esta joya reinterpreta un modelo tradicional para convertirlo en actual, exclusivo y cargado de historia, con gran calidad estética y plástica. Fundada en 1928, esta firma es un referente en la recuperación de la filigrana para la joyería contemporánea, técnica introducida por griegos y fenicios en España y Portugal. La tercera generación de orfebres de este grupo familiar de artesanos ha mantenido a lo largo de los años este antiguo oficio como pilar de su producción, pero sin descuidar una constante evolución y la búsqueda de colaboraciones con otras disciplinas.

El Premio al Emprendimiento, que reconoce al emprendedor o empresa emprendedora que hayan destacado por la introducción de nuevos conceptos, ha recaído en Abadía de Collado Hermoso, con sede empresarial en Madrid. Bajo la marca Ábbatte, la firma crea objetos textiles realizados a mano con fibras naturales de alta calidad y un diseño basado en los efectos estructurales de los materiales. Ha contribuido notablemente a preservar y poner en valor parte de la tradición textil segoviana en el monasterio cisterciense de Santa María de la Sierra, en el que se lleva a cabo el milenario oficio del tejido a mano.

Por su parte, el Cabildo Insular de Tenerife ha merecido el Premio Promociona para Entidades Públicas por su “Plan Insular de Artesanía”. Consensuado por los artesanos, las administraciones públicas implicadas y otros agentes, este plan ha conseguido fomentar la artesanía en la isla a través del impulso a su competitividad, a las relaciones de cooperación y al asociacionismo, apoyando la actividad artesana desde criterios de sostenibilidad.

Finalmente, el Premio Promociona para Entidades Privadas ha sido para la Asociación Profesional de Artesanos de Aragón por la consolidación de la Feria de Cerámica Contemporánea, CERCO, que en 2015 celebró su XV edición. CERCO constituye un gran escaparate internacional, con participantes de más de 25 países. En este foro se conjuga la difusión de los diferentes discursos del entorno de la cerámica con la dimensión económica del sector artesano.

Según el estudio “Situación de la artesanía en España. Informe de competitividad y principales variables económicas”, primer análisis elaborado en España desde el año 2010 sobre un sector que representa en torno al 2,4% del PIB industrial y un 0,4% del PIB total, la competitividad del sector artesano español se ha incrementado en los últimos cuatro años, pese al descenso en el número de empresas y puestos de trabajo, gracias a su apuesta por la innovación, la incorporación de las TIC, la cooperación intra e intersectorial y una mayor orientación de sus procesos hacia la comercialización del producto.

Fuente Original

Compartir