El arte y la censura han ido de la mano a lo largo de la historia y por diversos motivos. No iba a ser menos el feminismo y el erotismo. En el feminismo se ha tomado como medio de expresión la sexualidad, siendo ésta, en épocas como los 60 y 70, un tabú y una blasfemia. El arte feminista se ha visto censurado en muchas ocasiones por distintos museos, comisarios de arte y la propia sociedad.

 

Joan Semmel

Black Sheep Feminismes  es una exposición presentada recientemente en Dallas Contemporary cuyo objetivo ha sido dar voz a a artistas feministas que fueron dejadas de lado a causa del contenido erótico de su trabajo. La exposición ha recogido el trabajo de cuatro artistas que llevan activas desde la década de los 70: las pintoras Joan Semmel y Betty Tompkins, la artista de performance Cosey Fanni Tutti y la pintora y artista de fotomontajes Anita Steckel. Cuatro maneras de ver el arte y la sexualidad como un todo, que se ha quedado en nada muchas veces en los trasteros de los museos y que hoy, gracias a un ramalazo de justicia poética, lucen y reivindican su merecido espacio es la historia del arte.

feminismo culturainquieta3

 Joan Semmel

feminismo culturainquieta4

Anita Steckel

feminismo culturainquieta5

Anita Steckel

 

Anita Steckel

Anita Steckel

feminismo culturainquieta6

 Betty Tompkins

feminismo culturainquieta7

Cosey Fanni

feminismo culturainquieta8

Betty Tompkins

feminismo culturainquieta10

Joan Semmel

feminismo culturainquieta

Cosey Fanni Tutti

feminismo culturainquieta1

Cosey Fanni Tutti

Via The Creators Proyect

Obras eróticas de artistas feministas que fueron censuradas

Fuente Original

Compartir