El estadounidense Charles Clary intenta sumergirnos en sus vibrantes mundos creados con papel e incrustados en paredes de yeso.

Fuente Original