Recientemente, la maison Louis Vuitton abrió una nueva tienda en Ginza, distrito ubicado en Tokio famoso por el lujo que lo adorna y las grandes firmas –muchas Occidentales– que lo integran.

Como es costumbre, la belleza de Louis Vuitton no sólo está en sus productos, sino también en el edificio que los resguarda; el arquitecto responsable en esta ocasión fue el japonés Aoki Jun.

Esta no es la primera vez que el arquitecto japonés Aoki Jun colabora con Louis Vuitton; otros proyectos se hallan en importantes ciudades como Nueva York y Hong Kong.

Fuente Original