Ice Cream”, de Evelyne Axell, Pop Art figurativo: una caricatura de múltiple interpretación. Colorida y hoy puesta en la palestra por contener información inapropiada para su publicación en  Facebook.

Desafiante o no, la prohibe de su red…. una vez más, porque no hay primera sin segunda. Aparentemente por un mecanismo automático y basado en algoritmos, la red social identificó en la imagen del helado de la obra una presunta forma fálica, que la haría inapropiada para publicar.  No ha pasado más de un par de semanas, desde que la Red Social más popular del globo hizo noticia por ser demandada al bloquear la cuenta de un usuario que exhibió la obra “el origen del mundo” de Courbet en una de sus fotos de muro y hoy los volvemos a encontrar en el ojo del huracán.

Así, sin culpas, ni cabilaciones, hoy y aún envuelto en este embrollo con el Tribunal Francés, la plataforma social bloqueó la publicación de una imagen de la obra de Evelyne Axell. La obra está hoy en manos de Museo de Filadelfia quien explicó que la red social había argüido que que la obra de Axell no podía circular por sus medios ya que no cumple con sus políticas de contenidos. Una vez bloqueada las razones esgrimidas fueron las siguientes: “contener excesivas cantidades de piel o contenido sugerente”, según informa el Diario Observer.

Pese a que el discurso intríseco de la obra colinda con el tópico de la sexualidad femenina, ella no exhibe indicio alguno de provocaciones explícitas en el lienzo, es más, aún siendo curatorialmente una pieza que se inserta dentro de este tópico, las interpretaciones y percepciones del espectador, pueden prestarse paraun entendimiento completamente alejado y diferente a la que le dio Facebook.

¿Cómo puede esta imagen compararse siquiera a un desnudo?

Ice Cream de Evelyne Axell
Ice Cream de Evelyne Axell

Advertencia, merchandising o insinuación de poder, la medida radical operada por Facebook lo pone nuevamente en la palestra y cuestiona la normativa mediante la cual permite o no a usuarios hacer uso de su red de comunicaciones. Pareciera antojadizo y algo soberbio, sin embargo, para el gigante norteamericano la consecuencia y apego a la normativa vigente se posiciona como el principal eje de ordenamiento y sistematización de contenido y con los valores y misión que la empresa quiere mostrar.

Facebook simplemente asume e interpreta. Se transforma en un espectador más, no una entidad operante, sino más bien un tercero interviniente, que decide aleatoria y antojadizamente si una obra es o no obscena.

Sólo queda cuestionar como tercer espectador esta batalla que opone una vez más a Facebook con las obras de arte y debate respecto de los tópicos que pueden o no discutirse y visualizarse a través de la red social. ¿Qué piensa usted?

Como meros espectadores, esperamos que la visión, proyección de una idea o forma de expresión no sea nunca coartada por ningún medio, mediador o plataforma. El arte se nutre de las múltiples visiones y permite exhibir una careta nueva de la percepción de la existencia, el mundo y la vida. Ella siempre puede contribuir con los argumentos de otro y contribuye con la construcción de sentido, más allá del gusto personal o la percepción elitista o sesgada de lo correcto, lo estético o adecuado.

Reglamento de Facebook en cuestión:

  • “Restringimos la exhibición de desnudos para evitar que determinados sectores de nuestra comunidad mundial que muestran una especial sensibilidad ante ellos se puedan sentir mal, en particular, por su contexto cultural o su edad”.

  • “Permitimos fotografías de pinturas, esculturas y otras obras de arte donde se muestren figuras desnudas”.

Fuente Original