Todo mundo sabe que una cita desastrosa es la mejor forma de eliminar toda posibilidad de iniciar un romance. Invitar a alguien que apenas conoces a ver una película puede ser una apuesta audaz que la mayoría de las personas no recomendaría debido a los largos momentos de silencio que podrían utilizarse de mejor forma hablando en un café o restaurante; sin embargo, una elección correcta, combinada con la seguridad de que la película elegida agradará a tu cita, pueden convertir un momento incómodo en el inicio perfecto de una relación de pareja.

Éstas son 20 películas de temáticas distintas, que van desde la comedia romántica y el amor insuperable hasta el sufrimiento humano o la lucha por un amor casi imposible. Lo único que tienen en común es su capacidad de trasmitir al espectador emociones plenas, que facilitan la desinhibición y crean un ambiente de complicidad y una conexión mutua:


“Midnight in Paris” (2011) – Woody Allen

Gil Pender es un guionista y escritor frustrado que ha perdido la inspiración y busca una vida bohemia. Cuando conoce a Inez, una chica de alta sociedad con quien contrae matrimonio, deciden ir a visitar a sus padres a París, donde Gil desea vivir y escribir una gran novela. Ni ella ni sus padres creen en la apuesta de Gil y él camina desolado a medianoche, cuando una serie de sucesos fantásticos comienzan a ocurrir. París, romance y bohemia. ¿Qué podría salir mal?


 “Jeux d’enfants” (2003) – Yann Samuell

Julien recibe de regalo una caja musical y conoce a la intrépida Sophie, una compañera de escuela que ama las emociones fuertes. Ambos inician a forjar una amistad inquebrantable a través de un juego de retos que sólo ellos conocen. El destino los separa y cuando los vuelve a juntar, deben cumplir la promesa de seguir jugando aún cuando sus vidas corren peligro.


 “Amélie” (2001) – Jean-Pierre Jeunet

Amélie es una chica cuyo propósito es ayudar a las personas a su alrededor a encontrar la felicidad, lo que la hace intervenir en la cotidianeidad de los demás y cambiar positivamente su presente. Durante su esfuerzo, Amélie se enamora y entiende que también es importante buscar su dicha.


“Shakespeare in Love” (1998) – John Madden

La historia de Romeo y Julieta con un drama de por medio. En plena época isabelina, Shakespeare necesita inspiración para seguir haciendo lo que más le apasiona: escribir. El joven conoce a una cortesana y en su pasional romance encuentra la clave para terminar de escribir la más grande historia de amor de todos los tiempos.


“Annie Hall” (1977) – Woody Allen

El filme idóneo para una cita. Trata de los temas complicados dentro de una relación, desde la compatibilidad y los gustos en común hasta la química y las decisiones importantes que llevan a la ruptura de pareja con el sello inigualable de Woody Allen.


“Grease” (1978) – Randall Kleiser

El clásico largometraje adolescente de high shool cuenta la historia de Alex y Dany, una trama sencilla y entretenida que puede agradarle si se encuentran en un contexto similar.


 “Cinema Paradiso” (1988) – Guiseppe Tornatore

Salvatore es un realizador de cine italiano que vuelve a su pequeño pueblo después de que su madre le informa que su gran amigo, Alfredo, ha muerto. A partir de ese momento, Salvatore emprenderá un viaje al pasado a través de sus recuerdos, remembrando a Alfredo, dueño del cine local y con quien compartió su profundo amor por el cine, a su primer amor y la infancia que forjó su presente.


“Only Lovers Left Alive” – Jim Jarmusch

Cuenta la historia de una pareja de vampiros: Adam, un músico decepcionado de la decadencia humana y Eva, su amante, con quien vive un romance pleno que de pronto se ve en riesgo por los actos humanos y la repentina llegada de Aya, la hermana menor de Eva que aún no domina sus instintos salvajes.

– 
 “The Pianist” (2002) – Roman Polanski

Obra maestra de Polanski, el pianista refleja la crudeza del régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Un músico pierde a su familia y debe escapar de la continua persecución fascista para vivir en carne viva los horrores del holocausto. 


“La vita è bella” (1997) – Roberto Benigni

Ubicada temporalmente durante la ocupación nazi en Italia, cuenta la historia de un hombre enamorado que hará todo lo posible por agradarle a quien lo tiene flechado, sin embargo en su camino a la felicidad, da inicio al traslado Pde los judíos a los campos de concentración. Película conmovedora y capaz de sacar nuestro lado más sensible.


“Elsa & Fred” (2005) – Marcos Carnevale

Cuenta la historia de una pareja de ancianos que se conocen por una causalidad en un accidente y comienzan una relación que poco a poco se convierte en amor. Una película romántica que muestra que nunca es tarde para volverte a enamorar.


“Whiplash” (2014) – Damien Chazelle

Inspirador largometraje de superación que cuenta la historia de Andrew Neiwman, un jóven baterista de jazz que sueña con llegar a ser como sus ídolos. El primer paso es entrar al conservatorio de Shaffer, el mejor en el país. Una vez dentro, Andrew se dará cuenta de que para ser una leyenda no es suficiente el talento.


“Django” (2008) – Quentin Tarantino

Leíste bien. Aunque no lo parezca, Django es una película romántica. Si tu cita tiene gusto por la acción y la sangre, el antiwestern de Tarantino los hará pasar un buen rato de humor ácido e inteligente en la búsqueda incesante por el amor verdadero.

 “Blue is The Warmest Color” (2014) – Adèle Exarchopoulos

Esta atrevida cinta de un alto contenido erótico narra la vida de Adele, una adolescente francesa y el descubrimiento de su sexualidad a partir de distintas experiencias con ambos sexos. Una apuesta que puede resultar si la cita tiene una fuerte química sexual.


“The Notebook” (2004) – Nick Cassavetes

El amor pasional entre dos jóvenes de clases distintas durante su juventud se ve interrumpido por las distintas peripecias de la vida y deben separarse; sin embargo la vida les dará una segunda oportunidad. Ideal para ver si la cita toma tintes cursis y románticos.


“Moulin Rouge” (2001) – Bas Luhrmann

Película romántica ambientada en el París de finales del siglo XIX, un grupo de apasionados escritores y artistas trabajan para el Moulin Rouge. Uno de ellos conoce a la estrella principal del cabaret y mientras escribe la próxima puesta en escena, inspira una historia de amor que parece irrealizable por la profesión de su amada.


“The Grand Budapest Hotel” (2014) – Wes Anderson

Enredada historia de un conserje y un botones que trabajan juntos en el gran Hotel Budapest durante el periodo de entreguerras. Un robo misterioso, una gran herencia y cientos de enigmas rodean al hotel más importante de la República de Zubrowka.


“Her” (2013) – Spike Jonze

Theodore, un hombre que terminó una relación tortuosa y se enamora del sistema operativo inteligente de su teléfono. Abstrayéndose de la realidad, Thedore llega a un límite y enfrenta una de las más importantes disyuntivas de su vida, seguir un romance con su celular o bien, olvidar eso para siempre.

 

“Eternal Sunshine of the Spotless Mind” (2004) – Michel Gondry

Clementine y Joel terminan su relación y ella decide someterse a un tratamiento experimental que borrará sus recuerdos. Cuando Joel se entera, decide hacer lo mismo y mientras su memoria desaparece, se da cuenta de que aquellos son los momentos más valiosos de su vida.


“Hiroshima, mon amour” (1959) – Alain Resnais

Una película provocativa, obra cumbre de la Nouvelle Vague que mezcla el amor y la guerra a través de una conversación entre una joven francesa, Emanuelle Riva y un japonés, Eiji Okada. Si les apasiona la historia y las tramas complejas, ésta es la elección correcta.

De la misma manera que dedicar una canción puede crear una conexión especial con otra persona, el cine tiene el poder de causar un impacto inmediato en la mente y los sentimientos de los espectadores que formarán un lazo identificándose con los protagonistas o las situaciones. Si a tu prospecto le gustó la película, es casi seguro que habrás dado un gran paso en lo que puede ser el inicio de una relación, incluso compartiendo gustos cinématográficos en común o bien, guardando esa película en un lugar especial de su corazón.

Fuente Original

Compartir