La bodega CVNE se consolida en su apuesta por el arte contemporáneo y en concreto, por la escultura, con una exposición sobre la obra del escultor ingles Anthony Caro que se podrá visitar hasta el próximo mes de octubre. En total son 23 las piezas las que se exhiben y que repasan la trayectoria del artista desde los años 70 hasta sus ultimas creaciones

Obra de Anthony Caro en una de las salas del interior de la bodega CVNE.

Fue en el 2014 con la exposición “El viento que no vemos” sobre la obra del escultor Eduardo Chillida cuando esta bodega riojana dio el primer paso de aunar vino y arte en su espacio. El éxito de esta muestra, trajo consigo que se repitiese esta iniciativa con la obra de Cristina Iglesias en el 2015. Este 2016 es la tercera edición de esta cita, y la protagoniza Anthony Caro, un artista que empezó a trabajar como asistente de  creadores de la talla de Henry Moore así como de Pablo Picasso, Julio Gonzalez o David Smith.

De todos ello asimiló la ruptura de crear escultura en hierro soldado. Caro sumó a este desarrollo escultórico el hecho de suprimir  cualquier pedestal para apoyar la pieza escultórica. Además de combinar muchos más materiales a parte del hierro,  como el bronce, la madera, la plata e inclusive el papel. Una de sus características ha sido siempre el aprovechar los recursos disponibles para reciclar materiales, a los que en el proceso final de creación cubre con una amplia gama policromada.

CARO-at-CVNE-puerta-entrada_p-1-e1458200280435

Vista de la puerta de entrada de la Bodega CVNE.

Como en el vino, en el arte el proceso de producción es lento y exquisito. Una obra se cultiva con delicadeza, sensibilidad y tiempo para que madure. Lo mismo ocurre con la buena cosecha que nos provee de un buen vino. Sin embargo, la evaluación de ambos no depende de la mano que lo elabora, sino de aquellos que lo prueban, lo degustan.  Por tanto, en el vino como en este caso, en  as esculturas de Caro, el resultado final del producto lo complementa  respectivamente el cliente y el publico.

Respecto al discurso expositivo, comisariado por la galería  londinenses Annely y Juda que representan al artista, ha distribuido las piezas entre los espacios interiores y exteriores con el fin de que la naturaleza no sirva tan sólo de mero escenario sino que actué como un elemento más, que envuelve al proyecto artístico. El recorrido abarca desde la Aldea del Vino hasta los alrededores  de la Casa Jardín de la bodega con sus patios y zonas verdes, que ocupan las piezas  más reciente del escultor.

untitled

Anthony Caro (Londres, 1924-2013) estudió ingeniería  en la Universidad de Cambridge y posteriormente  se matriculó en la Royal Academy de Londres. Sin embargo, fue tras conocer al escultor David Smith, cuando arrancó su investigación artística en la escultura abstracta a partir de materiales industriales.

Sus obras se han expuesto en instituciones como el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), la Tate Gallery de Londres, el Mercado Trajano en Roma o el Museo de Arte Contemporáneo  de Tokyo. Además a lo largo de trayectoria  ha recibido numerosos galardones como el nombramiento de Caballero de las Artes y las Letras en 1996 en Francia o la Orden del Merito del Reino Unido en 2000.

Fuente Original

Compartir