NO SE LO PIERDAN  !!!. Hasta el 25 de septiembre El Museo Van Gogh de Ámsterdam ofrece una exposición que reflexiona sobre la locura del artista e indaga en cuestiones sobre los orígenes de su enfermedad, la lucha que mantuvo contra ésta o la influencia del estado mental del artista en sus obras. Y lo hace a través de 25 óleos y dibujos que el pintor realizó en el último año y medio de su vida

 

Bajo el título de Al borde de la locura. Van Gogh y su enfermedad, el Museo Van Gogh de Ámsterdam acoge por primera vez una exposición centrada en la condición psicológica del pintor y se plantea cuestiones como ¿por qué Van Gogh se cortó una oreja?, ¿cuál era la verdadera naturaleza de su enfermedad? o ¿por qué se suicidó? En definitiva, esta muestra intenta esclarecer los orígenes de su enfermedad, la lucha que Van Gogh mantuvo contra ella, las distintas interpretaciones de su suicidio y, lo que es más relevante, cómo y en qué medida influenció su estado mental en su trabajo creativo.

Retrato del doctor Félix Rey, de Vincent van Gogh, 1889, 64 x 53 cm, óleo sobre lienzo, Moscú, Museo Pushkin. Arriba, Raíces muertas, julio de 1890, óleo sobre lienzo.

Y lo hace a través de un total de 25 obras entre óleos y dibujos que Van Gogh realizó en su último año y medio de vida. Entre estas obras destacan el retrato que Van Gogh hizo de su médico, Félix Rey, procedente del Museo Pushkin de Moscú. Esta obra la pintó en Arlés justo al regreso del hospital donde permaneció ingresado tras cortarse la oreja. De esta misma época es la obra Naturaleza muerta con plato de cebollas (Museo Kröller-Müller de Otterlo, Holanda). Ambos cuadros muestran cómo Van Gogh intentaba volver a su rutina de trabajo tras el famoso incidente.

Naturaleza muerta con plato de cebollas, de Vincent van Gogh, Museo Kröller-Müller de Otterlo, en Holanda.

Naturaleza muerta con plato de cebollas, de Vincent van Gogh, enero de 1889, óleo sobre lienzo, Museo Kröller-Müller de Otterlo, en Holanda.

En la exposición también se exhiben cartas originales y excepcionales documentos que nunca se habían expuesto, como el informe de la policía y la petición firmada en 1889 por los vecinos de Arlés en la que, alarmados por su estado mental, reclamaban que se ingresara al artista en un sanatorio mental. Tras este episodio, el mismo Van Gogh decidió recluirse voluntariamente en el hospital de Saint-Rémy.

El jardín del asilo, de Vincent van Gogh.

El jardín del asilo, de Vincent van Gogh, diciembre de 1889, óleo sobre lienzo, Ámsterdam, Museo Van Gogh.

De sus años de internamiento se exponen obras como El jardín del asilo o Campo de trigo después de la tormenta, que muestran cómo Van Gogh se centró en su trabajo, como si fuese un salvavidas ante su enfermedad. La parte final de la exposición está dedicada a las circunstancias del suicidio del artista en Auvers-sur-Oise en 1890. Aquí el visitante podrá contemplar la última pintura realizada por Van Gogh antes de su muerte, Raíces de árbol.

 

Fuente Original