Jeff Koons, artista estadounidense caracterizado por su estilo kitsch, impresionó nuevamente con el proyecto Seated Ballerina, una monumental escultura en el Rockefeller Center que mide 14 metros de altura.

 

Fuente Original