El reto: Diseñar las paradas de autobús de un pueblo austriaco llamado Krumbach. La recompensa: Unas idílicas vacaciones en este idílico pueblo de Austria. Bajo esta premisa, se convocó a arquitectos de renombre de todo el mundo con el objetivo de reinventar las homogéneas y asépticas paradas de autobuses.

 

“El objetivo de este proyecto es vincular los logros de diseño de la arquitectura internacional con la esencia y las capacidades de las empresas locales que se nutren de un espíritu artesanal “.

El proyecto titulado: Bus Stop, ha dejado en el pueblo un fantástico legado arquitectónico con obras del arquitecto japonés Sou Fujimoto, o del arquitecto chino Wang Shu , el belga Vylder de Bélgica Vinck  y el chileno Smiljan Radic Taillieu, entre otras eminencias del diseño.

busstop culturainquieta3

 

busstop culturainquieta2

 

busstop culturainquieta5

 

busstop culturainquieta6

 

busstop culturainquieta4

Fuente Original

Compartir