CHILE – Street Kids es el libro perfecto para todos esos papás grafiteros que andan por ahí. Además de recopilar los trabajos de decenas de grafiteros chilenos, sus obras vienen listas para colorear.

Hablamos con Romina Romero y Ignacio Torrejón antes del lanzamiento de “Street Kids”  para conocer un poco más del proyecto y como se gestó el libro.

“La verdad, este proyecto se dio gracias a un Fondart. Cuando quedaban sólo 3 días para el cierre empezamos a trabajar en el proyecto y no sabemos como, pero ¡funcionó!”.

06_1024

04_1024

¿Cómo nació la idea de mezclar el graffiti y niños?

Ignacio: La verdad es que después de 5 años en la revista DOPE, quería hacer algo que acercara el graffiti a más gente, que fuera más transversal y no de nicho.

Romina: Además, los niños son los primeros que se acercan cuando nos ven pintando, miran, hacen preguntas. Les llama mucho la atención personas haciendo graffitis.

¿Qué artistas están presentes?
Ignacio: Hay puros chilenos, por un tema que los conocíamos y les podíamos pedir los bocetos más rápido. Fisek, Hesao, Wason son sólo algunos. De hecho, cuando se lo pedí el Inti fue el más rápido, me mando su colaboración al día siguiente.

Romina: El boceto que nos mando es el mismo que hizo en el Bellas Artes.

¿Se venderá el libro?, ¿que más nos pueden contar?
Hicimos 2000 copias, pero la mitad la vamos a regalar a colegios y bibliotecas. La otra mitad se va a vender en diferentes tiendas como: What Up, High Life, Subcomplot y Montana. Cada libro cuesta $10.000 y son 80 páginas para colorear más tickets, los cuales también se pueden colorear.

Fuente Original

Compartir