El Real Monasterio de Santa María de Veruela (Zaragoza) acoge hasta el 1 de noviembre Itinerancias 2016, la exposición anual de los artistas residentes de l’Academie de France à Madrid, sección artística de la Casa Velázquez (Madrid). Esta muestra abarca diferentes disciplinas como el dibujo, el grabado, la arquitectura o el cine de creadores de distintas nacionalidades

L’Académie de France à Madrid pertenece a la red de las cinco escuelas francesas que se encuentran en el extranjero. En concreto la Casa Velázquez nació en 1928 con la idea de “desarrollar actividades de creación artística e investigaciones relacionadas con las artes, las lenguas y las sociedades de los países ibéricos, iberoamericanos y del Magreb”. Entre sus actividades está la formación de artistas, investigadores y docentes-investigadores y para ello desarrollan intercambios artísticos y científicos entre la Casa de Velázquez y 85 países colaboradores.

Charles Çlie Delprat: Ensanche de Vellecas, páginas de cuaderno, acuarela y aguada, 2015-16. Arriba, Samuel-Yal: SynesthÇsie I y II, porcelana y oro, 2016.

Dentro de esta política, La Casa Velázquez es un espacio en el que artistas de distintas procedencias geográficas y culturales desarrollan su creatividad, reflexionan sobre su oficio y sus orientaciones estéticas y comparten sus experiencias durante el transcurso de un año, en este caso desde septiembre de 2015 hasta julio de 2016. Como institución fomentan la experimentación, acogen las expresiones individuales más diversas y participan en la promoción de los trabajos de sus miembros. Este grupo de artistas residentes están tutelados por un director de estudios artísticos que también es el encargado de organizar la programación y desarrollar la política artística.

Vir Andres Hera: Piramidal, instalación de vídeo, en retablo loop, 2016.

Vir Andres Hera: Piramidal, instalación de vídeo, en retablo loop, 2016.

Un total de 13 artistas componen este grupo de residentes entre franceses y extranjeros, lo que facilita el intercambio de experiencias personales y culturales entre artistas originarios de diferentes países. Once de ellos son seleccionados en París y los dos dos restantes son elegidos por el Ayuntamiento de Valencia y la Diputación Provincial de Zaragoza en base a un proyecto artístico. También ofrecen otro tipo de becas para estancias de uno a tres meses, y en colaboración con entidades como la SEGIB, la Fundación Ibere-Camargo o la Fundació Pilar i Joan Miró de Mallorca, residencias de dos a doce meses.

Vicky Méniz: Claire van Kuijk, Mapa III y sin título, impresión fotográfica lambda, 2016.

Vicky Méndiz: Claire van Kuijk, Mapa III y sin título, impresión fotográfica lambda, 2016.

La exposición colectiva Itinerancias 2016 abarca diferentes disciplinas artísticas, desde dibujo, grabado, fotografía, arquitectura hasta cine o videoarte y muestra el trabajo de once artistas miembros de l’Academie de France à Madrid junto al de Vicky Méndiz, becada por la Diputación Provincial de Zaragoza, y el de Nilo Vinuesa, becado por el Ayuntamiento de Valencia.

Thierry Gilotte: Involutions, poliprópeno y madera, 2016.

Thierry Gilotte: Involutions, poliprópeno y madera, 2016.

Antes de recorrer el trabajo de estos 11 creadores, hagamos un pequeño paréntesis para hablar del lugar que acoge esta exposición, el Real Monasterio de Santa María de Veruela. Situado en las cercanías de Vera de Moncayo (comarca de Tarazona y el Moncayo), Zaragoza, este monasterio cisterciense fue erigido en el siglo XII y abandonado por esta orden en 1835, tras la desamortización de Mendizábal, para pasar a manos de los jesuitas desde 1877 hasta 1975. La Diputación Provincial de Zaragoza se hizo cargo de este monasterio en 1976 y lo compró en 1998.

Artista por artista

Charles-Élie Delprat (París, 1987) ha elegido el grabado, la pintura y el dibujo como medios de expresión, aunque su formación como arquitecto está presente en su obra como demuestra el hecho de que haya elegido las ciudades fantasmas que hoy se encuentran en España propiciado por la crisis del ladrillo como tema de su trabajo. Y lo hace interpretándolas como una realidad histórica y social que ha pasado a ser parte esencial del paisaje contemporáneo.

Romulad Dumas Jandolo: Lor brñle aussi, 2016.

Romulad Dumas Jandolo: Lor brñle aussi, 2016.

Romuald Dumas-Jandolo (Lille, 1988). Las instalaciones de Romuald Dumas-Jandolo están construidas como una explosión visual, donde se apropia del espacio expositivo en un gesto cargado de gran teatralidad. El artista desarrolla su estética alrededor de representaciones híbridas, borrando la frontera entre lo real y lo onírico. En el proyecto artístico que presenta en esta exposición, el protagonista es el pluriculturalismo del sur de España y analiza su simbología sagrada y reinterpreta la superstición resultante.

Thierry Gilotte (Paris, 1987). Arquitecto Influenciado por sus estudios de ingeniería civil, este artista cuestiona la técnica no solo como vínculo fundamental con el mundo que nos rodea, sino también como herramienta para relacionarnos con nosotros mismos. En torno a este concepto, reflexiona sobre nuestra humanidad a través de esculturas, poniendo el foco en la ciudad como materia fija, que se anima gracias a la acción de sus habitantes, sus iniciativas y su apropiación del espacio público.

 Nelo Vinuesa: serie Atlas, acrílico sobre tela, 2016.

Nelo Vinuesa: serie Atlas, acrílico sobre tela, 2016.

Vir Andres Hera (Tlaxcala, México, 1990). El proceso artístico del creador mexicano gira alrededor de elementos literarios e históricos al establecer parentescos subyacentes en diversas iconografías, como el arte precolombino, medieval y moderno, para desde ahí cuestionar las propias formas de la imagen y los límites de su representación. Su proyecto Piramidal recuerda en cierta manera a un retablo religioso. Una instalación de vídeo en tres pantallas que juega con las transliteraciones entre la poesía barroca de Sor Juana Inés de la Cruz y las imágenes documentadas de la Semana Santa en Andalucía.

Miguel Moraes Cabral: Acerca de la película O-Homem-de-Trés os Montes, 16 fotogramas, 2016.

Miguel Moraes Cabral: Acerca de la película O-Homem-de-Trés os Montes, 16 fotogramas, 2016.

Miguel Moraes Cabral (Canadá, 1984). Especialmente interesado en el tratamiento del sonido como vector narrativo, el cine de Moraes Cabral tiene sus raíces en el enfrentamiento entre realidad e imaginación. En la película que está finalizando este año cuenta la historia de un equipo de rodaje en busca de profesiones en vías de extinción. En su camino, se encuentran con un extraño hombre montado en un burro que transformará su viaje en una odisea por el norte de Portugal.

Vicky Méndiz (Zaragoza, 1978). A esta artista le interesa lo cotidiano y la relación íntima que establece el ser humano con la naturaleza y la memoria. En sus trabajos se mezclan antropología, arte e historia. Mediante procedimientos visuales y audiovisuales, investiga los sutiles límites entre lo visible y lo invisible. Su proyecto está enfocado en la relación de los individuos con los lugares, explorando los temas del viaje, las expectativas y las sensaciones.

Marjan Seyedin: Sin título, aguatinta, punta seca, aguafuerte, 2016.

Marjan Seyedin: Sin título, aguatinta, punta seca, aguafuerte, 2016.

Maria-do-Mar Rêgo (Toulouse, 1983). Esta artista de origen portugués compone fotografías en forma de testimonios, accesibles y tangibles, esencialmente cercanos al espectador que debe experimentarlos, sentirlos y leerlos en toda su continuidad. Desarrolla un proyecto artístico centrado en cuatro ríos (Duero, Miño, Tajo y Guadiana) para establecer así una cartografía viva y sensible de este territorio compartido entre España y Portugal.

Linda Sánchez (Thonon-Les-Bains, 1983). Esta creadora juega en su obra con fenómenos físicos, poniendo a prueba las propiedades de los materiales, las combinaciones y los cambios de estado. Adaptando su experimentación a la escala de los lugares de exposición, desplaza la materia, la reactiva, la ralentiza o la acelera. Este año se interesó sobre todo en el plano, de la superficie y de los fenómenos interfaciales. Explora nuevos métodos, jugando también con los códigos culturales y éticos a través de sus puestas en escena y representaciones.

Maria do Mar Rego: Serie Travesía ríos Tajo, Duero, Miño y Guadiana, impresión sobre papel Hahnemuhle Photo Pearl, 2016.

Maria do Mar Rego: Serie Travesía ríos Tajo, Duero, Miño y Guadiana, impresión sobre papel Hahnemuhle Photo Pearl, 2016.

Anna Katharina Scheidegger (Sumiswald, 1976). El trabajo de esta fotógrafa suiza se articula en torno a los fenómenos urbanos y los signos arquitecturales, en concreto en la relación que se establece entre arquitectura, poder y sociedad, para desde ahí interrogarse/nos sobre la relación entre pasado y futuro. Trabaja la fotografía y el vídeo documental. Su proyecto actual está centrado en la Cañada Real de Madrid, el mayor chabolismo de Europa y reflexiona sobre esta ciudad dentro de la ciudad.

Marjan Seyedin (Teherán, 1979). A esta grabadora iraní le interesa la representación animal como eje central de su trabajo. A través de su obra enfrenta la mirada del espectador a la alteridad animal para a partir de ahí reflexionar sobre la humanidad. Sus grabados alegóricos y simbólicos subrayan los caracteres, los tipos y la especificidad. La idea subyacente es representar la naturaleza humana bajo los rasgos de otras especies.

Linda Sánchez: Le lacet, yeso, arcilla roja y cuerda, 2016.

Linda Sánchez: Le lacet, yeso, arcilla roja y cuerda, 2016.

Aurore Valade (Villeneuve-sur-Lot, 1981). Las fotografías de esta creadora francesa tratan el tema de la identidad de personajes que se desvelan en sus entornos, fundiéndose en ellos y en la suma de detalles que los componen. Dibuja un territorio íntimo, inspirado en su día a día. Su obra se apropia de los tópicos, reflejos significativos de nuestra época, e indaga a su vez en valores que cuestionan los límites entre lo privado y lo público.

Aurore Valade: serie Digo yo, fotografías sobre cartón, 2016.

Aurore Valade: serie Digo yo, fotografías sobre cartón, 2016.

Nelo Vinuesa (Valencia, 1980). El tema central en las pinturas de este artista valenciano es el paisaje y lo hace a través de un proceso de análisis y de reajuste. Reconstruye el espacio mediante componentes simbólicos, inspirándose tanto de los elementos naturales como de la arquitectura. Su obra cuestiona así lo orgánico y lo geométrico para crear lugares imaginarios cuya carga romántica evoca un anhelo por el descubrimiento, por lo lejano, lo espiritual y lo infinito.

Anna Katharina Scheidegger: La Cañada Real Galiana. Una panorámica ausente, instalación, 2016.

Anna Katharina Scheidegger: La Cañada Real Galiana. Una panorámica ausente, instalación, 2016.

Samuel Yal (Lyon, 1982). Este escultor y artista audiovisual concentra su investigación artística en cuestiones relativas al cuerpo y al rostro, y a su dimensión intocable. Interesado en los procesos de mutación de la forma que se plasma en piezas cerámicas y de porcelana. En su proceso creativo, la energía también es protagonista: la que mueve, sostiene, destroza, suspende, estalla o disuelve.

Fuente Original

Compartir