Es domingo, el último día de la feria, cinco días muy intensos tanto para los artistas como para los galeristas. Ya se han entregado todos los premios, Carmen Calvo, artista invitada de Art Madrid, estuvo el viernes pasado firmando carteles de dos de sus obras, las actividades del apartado Arte y Género ya se han llevado a cabo. Ahora toca hacer balance, a los expositores ver si les salen las cuentas, a los artistas volver a sus talleres para seguir trabajando. Y al público que ha acudido, echar la vista atrás y pensar qué es lo que más le ha gustado, qué le ha sorprendido o, por qué no, qué le ha decepcionado.

Monolito, de Rubens Torras Llorca, técnica mixta sobre impresión gliclée, 71 x 54 cm, 2014, en Pep Llabrés Art Contemporani. Arriba, Rivercicle, de Andrea Torres, fotografia, 150 x 150 cm, 2015, en galería Miquel Alzueta.

Así de entrada, hay que decir que ha acudido mucho público a la feria, todos los días abarrotada, tanto que a veces la gente ha tenido que esperar un largo rato para poder entrar porque el aforo esta completo. Esto se ha notado también mucho en las actividades que se han llevado a cabo, el viernes por la tarde, había para todos los gustos, Javier Torices, que estuvo pintando un cuadro en directo, tenía lleno total de público. Un público muy diferente, pero también muchísimo, al que había acudido al debate entre Carmen Calvo y varias mujeres profesionales del mundo del arte para charlar sobre la invisibilidad de la mujer artista.

Si pensamos en cifras, y es lógico que lo hagamos, puesto que esto es una feria donde se viene a vender obras de arte, también hay de todo, algunos galeristas están muy contentos, otros solo contentos y, por último, los que se sienten un poco defraudados porque el resultado solo ha sido regular.

Como suele ser habitual en estas ferias, hay artistas que siempre están, los imprescindibles, como Alexander Calder, Antonio Tàpies, Baltasar Lobo, Eusebio Sempere, René Portocarrero (galería Del cisne), Carmen Calvo (Art Lounge Gallery y galería Benlliure), César Pasternosto, Pablo Palazuelo (Artur Ramon Art), Eduardo Arroyo, José María Sicilia, Manuel Millares, Miquel Barceló (galería Benlliure),  Isabel Muñoz, Pablo Genovés (Aurora Vigil Escalera), Joan Miró (galería Marc Calzada), Juan Uslé (Benlliure y Montenegro), Manolo Valdés (Benlliure, Hispánica Contemporánea) o Xavier Mascaró (Hispánica Contemporánea).

Pero este año ha habido también muchos otros artistas “menos habituales” de este tipo de feria. Jóvenes con una trayectoria consolidada, como David Rodríguez Caballero, Carmen Cañadas, Carlos Albert, Faustino Ruiz de la Peña, Rafa Macarrón, José Luis Serzo, Jorge Nava o Jezabel Rodríguez,y  otros jóvenes promesas como Miguel Scheroff, Rober Ferrer i Martorell, Eloy Morales o Rubén Torras Llorca, pero ciertamente, el balance, podría resumirse en diversidad de lenguajes, de artistas y de técnicas, aunque con un claro predominio de la fotografía; en cambio, poco videoarte, y en pintura y escultura, más o menos la misma cantidad que siempre.

 

Fuente Original

Compartir