En ocasiones se cree que la creatividad está ligada a métodos alternos de inspiración, es decir, drogas. A veces por sí solas, en ocasiones mezcladas con el sexo opuesto –mayoritariamente mujeres, dada la visión masculina que rigió por años la creencia del artista hombre todopoderoso y enigmático–, las adicciones a alguna sustancia son la quintaesencia de la imagen perfecta para el humano que, asqueado de la realidad o sediento de nuevas experiencias, busca en el arte un escape de excesos. Como si habláramos de rockstars o seres que tienen permitido cualquier cosa en su rara existencia, el común de las personas considera al artista como ese cuerpo que se extiende a lo largo de lo prohibido, de lo extraño y perjudicial.

“Personajes que ahora están en los anales de la obra legendaria y la fama bulliciosa, desmedida, como aquellos que llevaron una agitada vida de musas, arrebatos, excitaciones, logros, fracasos y estímulos”.

Cierto es que muchos agentes creativos a lo largo de la historia se han caracterizado por su afición ilícita o escandalosa a determinados estupefacientes; no obstante, generalizar que esas prácticas son las que dotan a su trabajo de originalidad o que son adicciones a las que todo artista se ve arrastrado, es una equivocación. No se trata de satanizar a quien sí lo hace, pero tampoco es conveniente estereotipar a una caricatura que, de hecho, no existe. Es como decir que ningún médico fuma o que no existen los bailarines heterosexuales.

historias de artistas andy warhol

Lamentablemente, para tirar lo que hemos escrito sobre la falsa vinculación artista-drogas-sexo, hay algunos nombres famosos en ese camino de reconocidas dependencias que se han forjado una institución y un mito a partir de ésas. Personajes que ahora están en los anales de la obra legendaria y la fama bulliciosa, desmedida, como aquellos que llevaron una agitada vida de musas, arrebatos, excitaciones, logros, fracasos y estímulos.

En esa aura del pintor cuasi rockstar, de adicciones exacerbadas y estruendosas decisiones, podemos ubicar a varios sujetos de renombre; algunos de ellos con vida aún, otros que ya fallecieron pero nada tuvo que ver la muerte con sus vicios, aunque ciertos de ellos vieron su fin gracias a los abusos.

::

Lucian Freud

historias de artistas lucian freud

Uno de ellos es Lucian, el mítico pintor del siglo XX que asegura haberse acostado con más de 500 mujeres; sus retratos, de evidente erotismo y sexualidad, son sólo un pequeño atisbo de lo que en la intimidad este creador llega a realizar con sus modelos, las cuales representan para él una fijación por la anatomía al descubierto.

historias de artistas lucian freud obra

::
Caravaggio

historias de artistas caravaggio

Su estilo oscuro y destruido en el hacer pictórico es muestra de sus hábitos en la vida nocturna de la época; su afición al alcohol y a las riñas con extraños son algo palpable en su obra, no sin antes mencionar que su amor por la bebida lo llevó a interrumpir determinados cuadros.

historias de artistas caravaggio obra

::
Egon Schiele

historias de artistas schiele

Con un marcado vicio por el trabajo y el sexo, que en su expresionismo de alma austriaca era lo mismo, Schiele conoció las glorias y los infiernos de entregarse constantemente a las garras de algo que él no podía controlar. Seguramente, por la época, tuvo uno que otro abuso, pero estos fueron los principales para su extravagante personalidad.

historias de artistas schiele obra

::
Andy Warhol

historias de artistas warhol

El más rockstar de los artistas, sin duda. Su consumo constante de Obetrol, una píldora dietética que lo mantenía despierto toda la noche, y algunas noches llenas de cocaína, fueron dos costumbres que marcaron su existencia en el círculo pop de los años 70 y 80. Cabe mencionar que no murió por estas causas.

historias de artistas andy obra

::
Damien Hirst

historias de artistas hirst

Él sigue vivo y es uno de los artistas mejor pagados en el mundo; asunto que quizá englobe de cierta manera su pasión por inhalar cocaína en años anteriores. Vicio que, según él, ya ha dejado y le ha dirigido también a no consumir alcohol. En alguna entrevista él dijo que, efectivamente, consumir y crear sale bien por un tiempo; pero un rato y nada más.

historias de artistas hirst obra

::
Mark Rothko

historias de artistas rothko

Uno de los grandes entre los grandes. Destacado pintor abstracto que se despidió de sus cuadros de tristeza profunda en la década de los 70, cortándose las venas tras una grave adicción a los antidepresivos y al alcohol. Algo que se puede mencionar de sus abusos es que estos le costaron amistades y relaciones.

historias de artistas rothko obra

::
Jackson Pollock

historias de artistas pollock

Famoso por su técnica e inspiraciones o direcciones intelectuales, Pollock también fue reconocido –tanto en su época como en la historia– por su predilección a las botellas. Adicción que, por cierto, le dirigió a su fin esa fatídica noche en que manejaba ebrio y volcó su auto por el camino, llevándose a una de sus amantes con él.

historias de artistas pollock obra

::
Vincent van Gogh

historias de artistas van gogh

Mucho de lo que sabemos sobre este artista se resume a sus cuadros de depresión y supuesta locura; nada más. Pero resulta que durante su juventud fue adicto al ajenjo y al digitalis, una droga natural que le fue diagnosticada para su epilepsia. Un dato curioso es que esta sustancia puede provocar que veas las cosas con un ligero tono amarillo, lo cual es evidente en muchas pinturas del holandés.

historias de artistas van gogh obra

::
Jean-Michel Basquiat

historias de artistas basquiat color

Uno de los protegidos y posteriormente olvidados allegados a Andy Warhol; relacionado amorosamente con Madonna, personificando al artista neoyorkino que vive en las calles y una fama efímera en vida, Basquiat fue encontrado muerto en su departamento del East Village tras haber consumido 100 bolsas de heroína, su más grande vicio.

historias de artistas basquiat obra

::
Edvard Munch

Edvard Munch

En un mundo de intelectuales, Munch decidió convertirse en artista y esto lo llevó a una vida llena de excesos donde las drogas y el alcohol pudieron más que la gran cantidad de mujeres que circularon frente a él. Visitando varias veces el hospital y plasmando sus alucinaciones y miedos en la pintura, el escandinavo produjo un gran cuerpo de obra en esa aura mística de adicciones.

historias de artistas munch obra

::

Como estas historias hay muchas; no son lo único a lo que se dedica un verdadero artista, pero puede ser una de las consecuencias o pequeños (graves) detalles de su vivir. En general, la revolución artística o intelectual también se relaciona con una liberación sexual o nuevas prácticas de la experimentación humana, no podemos descartarlo, sólo no debemos procurar que esto destruya lo que tanto amamos hacer; para muestra, lee esos libros para adentrarse en el sexo, las drogas y la libertad de los 60 y descubre qué tipo de droga consumieron las mentes brillantes de la historia.

Fuente Original