Hay amores que perduran más allá del intenso mar de los sentimientos, a veces una relación puede ser el impulso creativo que cualquier artista necesita, es por eso que cuando dos personas que se dedican a diseccionar el conocimiento y sentimiento humano y lo plasman en obras de arte, la pureza y sinceridad de la creación es mayor. Un artista se nutre de alguien más, tal vez un maestro o una inspiración que tiene cientos de años, pero cuando dos personas se juntan gracias al amor, la obra denota más que inspiración; se transforma en un trabajo en conjunto que intensifica su valor artístico.

Jasper Johns y Robert Rauschenberg

Jasper Johns y Robert Rauschenberg

Los noviazgos entre artistas son comunes, pero mientras es fácil que un pintor se enamore de alguien que hace un trabajo similar al suyo, las relaciones entre las artes suponen un reto mayor.

Jasper Johnes y Rauschenberg, Frida Kahlo y Diego Rivera, Marina Abramovic y Ulay son parejas que han trascendido y que caminaban por la misma senda artística. Las siguientes parejas se amaron a pesar de pertenecer a distintas ramas artísticas; se nutrieron aprendiendo algo más, algo ajeno, pero también familiar, pues en el mundo del arte no es la técnica o el material que se use lo más importante, sino la pasión, dedicación y el sentimiento.

 

Marilyn Monroe y Arthur Miller

Arthur Miller y Marilyn Monroe

Arthur Miller y Marilyn Monroe

La más grande diva del cine, la rubia por excelencia que se convirtió en el sex symbol del siglo XX. Marilyn Monroe era capaz de enamorar a cualquier hombre, incluso se dice que su muerte está relacionada con el presidente John F. Kennedy, pero ella escogió a un escritor. Arthur Miller fue uno de los amantes más devotos de Monroe, el escritor de Death of a Sales man, se divorció de Monroe poco antes de su muerte, pero cuando ésta sucedió, se confirmó que el escritor nunca la dejó de amar.

 

John Lennon y Yoko Ono

Yoko Ono y John Lennon

Yoko Ono y John Lennon

Muchos pueden considerar esta relación como la culpable de la desintegración de la banda más famosa de todos los tiempos: The Beatles. Yoko Ono no es muy querida en el mundo de la música, lugar al que perteneció su marido, pero en el arte su legado es incomparable. Una de las exponentes más grandes del happening demostró que el arte se encuentra en todas partes, que la vida es una obra de arte que comienza antes de nuestro nacimiento y perdura aun después de nuestra muerte.

 

Georgia O’Keeffe y Alfred Stieglitz

Georgia O'Keeffe por Alfred Stieglitz

Georgia O’Keeffe por Alfred Stieglitz

Se conocieron en 1916 y rápidamente se enamoraron. Un fotógrafo y una pintora, la expresión artística del siglo XX en su máxima expresión. El problema que su amor encontró fue que Stieglitz estaba casado, además de la diferencia de edad pues O’Keeffe era 16 años menor que su futuro marido. Sin embargo, el amor perduró y la pareja se casó en 1924.

 

Lee Miller y Man Ray

Lee Miller y Man Ray

Lee Miller y Man Ray

Ella comenzó como protegida y asistente del surrealista más ecléctico de todos. A pesar de que ambos son reconocidos por sus fotografías, Man Ray fue un artista que cultivo su obra en todas las disciplinas: pintura, escultura, grabado y más. Lee Miller por su parte aprendió de Man Ray pero se dedicó enteramente a la fotografía, logrando impresionantes retratos que suponen lo mejor de la fotografía de principios del siglo XX.

 

Madelon Vriesendorp y Rem Koolhaas

Madelon Vriesendor y Rem Koolhaas

Madelon Vriesendor y Rem Koolhaas

Aunque ambos tienen una noción de la arquitectura bastante amplia, Koolhaas se ha dedicado en entero a esta arte e incluso ha sido nombrado una de las personas más influyentes del mundo según la revista TIME. Su esposa es diseñadora urbana y también ha incursionado en la pintura al óleo. Incluso han sido considerados por The Telegraph como una de las parejas que cambiaron la historia del arte.

 

Dorothea Tanning y Max Ernst

Dorothea Tanning y Max Ernst

Dorothea Tanning y Max Ernst

Max Ernst es más conocido que su esposa gracias a su inclusión en el mundo del dadaísmo y el surrealismo, pero ella también fue conocida en el mundo de la pintura y el diseño, así como en el teatro y la danza gracias a los vestuarios y escenografías que diseñó para distintas obras. Cabe destacar que ella fue su cuarta esposa después de haber mantenido relaciones amorosas con Leonora Carrington y Peggy Guggenheim.

 

Anthony Gormley y Vicken Parsons

Anthony Gormley y Vicken Parsons

Anthony Gormley y Vicken Parsons

Parsons es una pintora cuyos paisajes son íntimos, un tanto abstractos y bastante costosos. Su esposo es uno de los escultores vivos más importantes que ha creado poesía táctil con sus representaciones del cuerpo humano. Se conocieron en 1979 en la escuela de Bellas Artes de Londres y desde entonces han estado juntos. A pesar de que intentaron exhibir juntos una vez y decidieron no volver a hacerlo, parece que la pareja es la representación de lo que significa el arte actualmente: una necesidad humana que surge del amor y la creatividad.

– See more at: http://culturacolectiva.com/cuando-las-artes-se-unen-las-parejas-mas-romanticas-del-arte/#sthash.2ka2CSY3.dpuf

Compartir