Una vía de 110 metros llamada Cuyperspassage fue abierto recientemente en Ámsterdam como un camino para peatones y ciclistas que viajan desde el centro de la ciudad hasta la costa. Los 15.000 viajeros que lo recorren no solo tienen un camino seguro e iluminado para hacer sus viajes, sino también un mural increíble que los acompaña todo el camino.

El Cuyperspassage fue construido por Benthem Crouwel y cuenta con dos lados que separan a las bicicletas de los peatones, algo más que necesario Ámsterdam, la “Capital de las bicicletas”.

El carril de las bicicletas está hecho de asfalto y rejillas de acero que ayudan a la absorción del sonido. Por otro lado, la vereda para los peatones cuenta con un mural diseñado por la artista Irma Boom y construido con más de 80.000 azulejos azules. El diseño está inspirado en gran parte por el pintor Cornelis Boumeester (1652-1733), quien creó un panel de azulejos que representan la flota de guerra de Rotterdam.

Otra de las particularidades de este túnel es que, mientras se comienza la travesía por la vía, la obra mural es completamente nítida, sin embargo, a medida que se avanza, la obra se comienza a difuminar, dándole un toque abstracto y pixelado, haciendo una analogía entre el viejo Ámsterdam y el otro extremo es el nuevo Ámsterdam.

benthemcrouwel3

benthemcrouwel5

benthemcrouwel4

benthemcrouwel10

benthemcrouwel11


Si disfrutaste este artículo, síguenos en:

Fuente Original

Compartir