Texto de Monserrat Mondragón

“- Dígame, Driss, según su opinión… ¿por qué la gente se interesa por el arte?

– No sé, es un negocio.

– No. Porque es la única huella de nuestro paso sobre la Tierra”.

El arte ha acompañado al hombre desde sus inicios: primero, probablemente, como ritual (pintura rupestre), después como un oficio y posterior a esto se comenzó a ver en éste una herramienta potencial para el desarrollo humano, otro modo de contar la Historia.

Pese a todos estos siglos de historia y arte, en ocasiones visitamos una muestra y no entendemos ni sentimos nada de lo que acabamos de ver; llega entonces a nosotros un sentimiento de decepción, la inversión de tiempo y en ocasiones dinero para ni siquiera disfrutar la experiencia.

¿Hacemos algo mal? ¿Tuvimos que estudiar Bellas Artes? ¿Por qué demonios no entiendo lo que estoy viendo?

Les tengo algunas buenas noticias, no es necesario estudiar Bellas Artes para entender lo que se ve en una muestra (a veces ni siquiera los que estudiamos tenemos idea de que estamos viendo), pero resulta necesario abrir nuestra mente y cambiar el modo en el que miramos aunque sea por un momento, ya que sin espectadores: simplemente no existe arte ni historia del arte.

Pero como esto no siempre resulta suficiente, les he preparado un breve manual que, como su nombre lo indica, les ayudará a vivir esta experiencia y no morir en el intento.

Empecemos.

“Sin la vida el arte no existe” Auguste Rodin 

Renoir

Ya que el arte es una consecuencia de la vida, los temas que éste aborde están totalmente ligados a ella, recuerda esto siempre que visites una muestra y tengas esa sensación de que el artista te está viendo la cara.

Auxíliate del material que el curador ha preparado para ti

Claves para entender el arte

Si aun con esto no te quedan un poco más claros los motivos del artista, el curador hizo un mal trabajo o no quieres entender.

Tómate tu tiempo

entender el arte

No dan ningún premio a quien termine más pronto el recorrido de una exposición ni al que tarda más tiempo, así que toma el tiempo que consideres necesario.

Relájate y disfruta la experiencia

arte
Piensa que visitar una exposición es como ver desnuda a una persona (algunas veces dan ganas de seguir mirando y otras de salir corriendo). El punto es que te vas a percatar de cosas que regularmente no podrías ver. Recuerda ¿cada cuánto tiempo alguien se desnuda frente a ti sin que se lo pidas?

Hay muchas propuestas artísticas, así que si no has encontrado alguna que te conmueva, no te desanimes y sigue buscando. Funciona como con los libros, tienes que leer muchos para encontrar tu preferido.

“No todo lo que brilla es oro”

Museos
Y no todo lo que se exhibe es arte, uno no puede ir por la vida pensando que todos los monumentos a Juárez o Hidalgo son obras de arte, se vale cuestionar.

Existe la teoría de que el arte es 50% razón y 50% emocion, la formula no siempre es acertada. Algunos creadores son más viscerales y otros tantos obedecen más a la razón.

Tú das vida a la obra

arte
No importa cuánto trabaje un creador, la obra no está completa hasta que tú (el espectador) te paras frente a ella y te das unos segundos para contemplarla, sin ti el circuito de comunicación se rompe.

No hay fórmula para hacer arte y la belleza de este muchas veces recae en la diversidad de propuestas, así que por lo que más quieras: no vayas a una muestra esperando ver lo que viste en una pasada.

No existe un manual para entender el arte, tampoco uno para entender la vida, pero si existen consejos para hacer la experiencia más amena.

Te puede interesar:

Películas que debe ver para saber de arte

Fuente Original

Compartir