Nuestro impacto ecológico en el planeta es cada vez mayor, por lo que es prioritario para el ser humano tomar consciencia sobre el problema y hallar opciones frente a los retos de nuestro tiempo. Aunque parezca que este tema es dominio de las ciencias y las ingenierías, también es responsabilidad de los trabajadores de la cultura y las artes cooperar para encontrar una solución.

Una de las estrategias que los artistas utilizan para fomentar la conciencia ecológica es el arte urbano. Simplemente, no existe mejor manera de masificar tu mensaje que a través de las calles. Aunque para muchas personas el arte urbano es sinónimo de contaminación visual, algunos artistas prueban que esta corriente –especialmente el graffiti– y la ecología son compatibles.

Estos creativos han hallado maneras de intervenir las calles de suerte que su impacto ecológico es mínimo y su objetivo visual es completado. Estos ecoffitis son visualmente atractivos y le dan al arte urbano un nuevo aire.

Graffiti de plantas: Anna Garforth y Edina Tokodi

Anna Garforth es una artista británica que interviene los muros de varias ciudades congraffitis hechos con plantas o construcciones de origami a partir de papel reciclado. Para hacer sus graffitis de pasto, utiliza una mezcla hecha de yogurt, cerveza y azúcar para pegar sus frases poéticas, las cuales usan pasto de lugares abandonados y cementerios.

En su lugar, Edina Tokodi crea patrones abstractos a partir de recortes hechos con pasto, así como retratos entrecortados hechos con cajas verticales que se integran al espacio urbano.

 

Stencil en reversa

Aunque la idea es similar, el graffiti de Moose y Stook utiliza, en vez de aerosol, mangueras que disparan agua a chorro. Ellos intervienen las paredes sucias de la ciudad vía stenciles hechos por ellos mismos. Estos artistas cuidan que su consumo de agua sea responsable.

El discurso de estos artistas va contra la discriminación que sufre el arte urbano, después de todo ¿quién censuraría a unos tipos que simplemente limpian una pared?

Pintura a base del polvo de la ciudad

Alexandre Orion es un artista que pule con trapos viejos las paredes metálicas de la ciudad y en su lugar deja imágenes de calaveras. Con los trapos sucios y el polvo residual, fabrica un pigmento con el que realiza varias pinturas.

Stencil hecho con lodo

El artista Jesse Graves crea stenciles de lodo como el siguiente:

Tejiendo el graffiti: Knitta please y PolyCotN (Magda Sayeg)

Una de las tendencias favoritas del arte urbano es el Guerrilla Knitting, la cual se ha ganado el corazón de los usuarios gracias a sus colores y el hecho de que el tejido es una técnica que nos resulta bastante cercana. La artista PolyCotN envuelve elementos del paisaje urbano con pieles tejidas hechas de estambre usado en un intento por dar nueva vida a su ciudad.

Fuente original