Coincidiendo con el 200 aniversario de la aparición de “La tauromaquia” de Goya, Calcografía Nacional, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid), presenta la exposición “Otras tauromaquias”. Un proyecto en el que pasado y presente se encuentran en el mismo espacio para repensar y reflexionar sobre una de las tradiciones españolas más férreas. Hasta el 25 de mayo

 

Vídeo “Animaladas I: El show más grande del mundo”. Pieza de Jaime Alekos y La Ruina.

Esta muestra, comisariada por Rafael Doctor, es además una de las primeras iniciativas que se pone en marcha desde la plataforma de CAPITAL ANIMAL. Esta asociación se define como un lugar plural de cultura, arte y pensamiento animal cuyo objetivo reside en abrir un camino que replantee los derechos de los animales, compañeros del ser humano desde tiempos inmemoriales. Entre sus labores está el cuestionarse el porqué de muchas acciones que presenciamos a diario, provocadas por nosotros mismos, como el fatal abandono de animales domésticos o la explotaciones de aquellos otros sometidos a nuestro entretenimiento y ocio en zoos y circos. Pero sobre todo, y es en lo que se centra este discurso expositivo, en reivindicar el sentido actual de la tauromaquia. Una actividad que en ocasiones se ha considerado como práctica artística. Ruth Toledano, cofundadora de CAPITAL ANIMAL, señala que “nunca podrá haber belleza en el sufrimiento, la tortura, la humillación y la muerte de un animal”.

Eva Máñez

Fotografía de Eva Mañez.

. Otras Tarumaquias. Capital Animal 2016

Ilustración de El Roto.

Sin embargo, la primera acepción de “tauromaquia” que aparece en el diccionario de la Real Academia es “el arte de lidiar toros”. También existe confusión con muchas de las representaciones artísticas en las que se muestra esta práctica, creyendo en el mayor de los casos que se trata de una alabanza en vez de una crítica. Un ejemplo claro es el de Goya: su serie de grabados le ha costado la fama de aficionado y amante de los toros, cuando existen otras lecturas donde la realidad varía para ahondar en la crítica a la crueldad que refleja este “espectáculo”.  De este modo lo ha considerado Rafael Doctor, al  hablar de la exposición como “una apuesta por voces diferentes que desdibujan el papel de Goya de aficionado y amante de la tauromaquia”. Sobre todo es en sus últimos grabados, producidos en Burdeos, en los que mejor se ve el espanto general que veía el pintor en la condición humana.“Goya fue un pensador adelantado a su tiempo; si viviera en la época actual, sería el máximo defensor contra esta barbarie”, concluye el comisario.

Desde Calcografía Nacional, Juan Bordes, Académico Delegado de la institución, subraya de esta muestra “que en cierta manera se la debíamos al artista, para liberarle de esa condición de defensor y de las interpretaciones equívocas que se han hecho sobre la serie de grabados de La tauromaquia“. A fin de cuentas, en Goya leemos entre líneas un pensamiento que ya en el 2008  se replanteó en otra exposición sobre los “Desastres de la Guerra”. Un llanto a la violencia y a la deshumanización, perenne en la sociedad siglo tras siglo.

Quique Carbajal. Otras Tauromaquias

Obra de Quique Carbajal.

Todos los artistas reunidos en este proyecto han trabajado para servir de espejo de los grabado del maestro y unirse al unísono en el grito impotente por un cambio que debe empezar desde la educación y el pensamiento. Este propósito va de la mano de la acción coordinada por Gladiadores por la Paz para reunir 629 libros destinados al pueblo de Tordesillas (Valladolid). Cada publicación representa los millones que las administraciones públicas destinan a subvencionar la tauromaquia. El objetivo final es, en palabras de sus promotores, levantar una muralla de libros frente a las fiestas taurinas que cada año se celebran en la localidad vallisoletana.

Para más información: CAPITAL ANIMAL y CALCOGRAFÍA NACIONAL.

Fuente Original

Compartir