Todos los que vivimos en la gran ciudad hemos soñado aunque sea una vez el escaparnos a una cabaña perdida en el bosque -o en la playa-, rodeada de vegetación y donde podamos descansar del ajetreo cotidiano. Pensando en ti te mostramos estas pequeñas cabañas y casas que te inspirarán para escaparte, aunque sea un rato. Muchas de estas casas tuvieron en su momento un fin, ya sea para albergar a cazadores o como mini-granjas. No obstante, ahora se rentan para aquellos que como tu desean un lugar pacífico para estar.

Fuente Original