La obra más erizante de la escena teatral actual, de la compañía “Cuerpo Límite” fue recientemente la primera en representar a Chile en la historia del Festival CIFCET en El Cairo, Egipto.

Un lenguaje completamente universal y vanguardista hace del cuerpo y el espacio una partitura comunicacional honesta y exenta de mal interpretaciones llegando a la fibra sensorial más delicada y sutil de cada espectador.

Esta es una apuesta valiente, sublime y genial. Un método nuevo, preciso y bien logrado que puede, suprimiendo optimismos infundados, llevar a Chile otro paso más adelante en el proceso de crecimiento para dejar atrás la adolescencia (esa donde todo duele).

 

Para apoyar pincha aquí.

Fuente Original