El artista Algis Kriščiūnas y la compañía de autobuses de la ciudad de Kaunas (Lituania) hicieron un viaje juntos para crear un proyecto artístico al añadir un toque de color en el día a día de sus usuarios.

Fuente Original