“El arte no es algo que se pueda tomar y dejar. Es necesario para vivir”. Oscar Wilde

Nombrar lo innombrable es la razón de existir del arte, transmitir mensajes complejos a través de conjuntos de pinceladas en el lienzo, dejando las palabras a un lado para hablar sólo con los movimientos del cuerpo o con las notas en armonía de una canción… En eso consiste el poder catártico del arte, mientras la poesía encuentra voces que superan lo real, la música es capaz de atravesarnos por completo en instantes y tocar ese punto débil que necesitábamos reconocer para seguir adelante. Cómo olvidar el día en el que un libro se convirtió en nuestro favorito cuando encontramos en el papel la descripción de la historia de amor que aún nos hace suspirar, o descubrimos aquella pintura que nos transportó a otro espacio y otro tiempo; partiendo de esto, Wilde tenía razón al decir que el arte es necesario para vivir, para comunicarnos con los otros y con nuestro propio ser.

Piensa ahora en tu pintura, obra de teatro, canción o película favorita, y al tratar de describir el efecto que te produce te darás cuenta que hacen falta adjetivos en el diccionario para abarcar todo lo que representa para ti,  por ello, aunque el arte no es considerado una necesidad básica de supervivencia, sí es necesario reconocer que sin él nos volveríamos locos, y no porque la creación artística le de un orden al mundo sino todo lo contrario, porque nos da la libertad de dejar fluir nuestro caos.

A continuación te presentamos cinco beneficios de que el arte sea parte de tu vida, ya sea en el papel del espectador o si decides dedicarte a crear en cualquier disciplina artística:

 

El arte potencia la imaginación

El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo”. Gustavo Adolfo Bécquer  . Es esencial reconocer que todos somos creativos y dejar atrás los límites de las ideas preconcebidas, pues la libertad de expresarnos nos permite trazar un nuevo mundo sobre lo que observamos. Sólo la imaginación nos salva de caer en la rutina.

como ser artista arte

 

 

El arte despierta nuestra sensibilidad

Lo que debemos desarrollar es la sensibilidad, la actividad del cuerpo y del espíritu conjuntamente. Hace falta que desde la infancia se diga “puedo emplear mi cuerpo, hago una obra de él; tengo dones en todos los sentidos, los conozco en mí y puedo apreciarlos en los demás, puedo por tanto hacer cosas bellas con ellos”. Yehudi Menuhin

Nos convierte en observadores, fanáticos de los detalles que marcan la diferencia en el mundo, además la sensibilidad está relacionada directamente con la inteligencia emocional que nos mantiene en equilibrio al saber identificar y nombrar nuestras emociones, reconocer las reacciones que nos provocan, aceptarlas y canalizarlas mediante la creatividad.

Resultado de imagen de arte moderno blanco y negro


El arte impulsa un pensamiento divergente 

“El misterio es el elemento clave de toda obra de arte.” Luis Buñuel

El pensamiento divergente nos permite comprender que hay más posibilidades para solucionar un problema de las que nos imaginamos, y nos ayuda a plantear diferentes enfoques y puntos de vista ante una situación inesperada. En este tema, el arte contemporáneo resulta un gran maestro pues nos incita a ir más allá de lo aparente para darle una nueva mirada a las cosas. Sí, de pronto una caja de zapatos contiene las promesas vacías del ciclo capitalista de consumo y producción, o una cáscara de plátano tirada en el piso de un museo es portavoz de la naturaleza efímera que nos condena a vivir con límite de tiempo. Los artistas de esta época cambiaron a los espectadores por participantes de sus obras, en las cuales se nos permite interpretar con miles de posibilidades y aceptar cada obstáculo como un desafío a vencer para seguir cuestionando.

conocedor de arte contemporaneo damien hirst

 

El arte puede involucrarnos en proyectos sociales

“En una sociedad en descomposición, el arte, si es veraz, debe también reflejar la decadencia. Y si no quieres romper la fe reflexiona con tu función social, el arte debe mostrar el mundo cambiante. Y ayudar a cambiarlo”. Ernst Fischer

Cuando el arte se suma a una causa benéfica se convierte en una gran oportunidad para comenzar tu colección de obras y al mismo tiempo realizar una buena obra por los demás. Si eres artista tu obra puede ser parte de una gran cadena de colaboración para ayudar a otros. Hay una gran variedad de proyectos con fines sociales, como teatro en los reclusorios, la labor de los centros culturales en las periferias o las subastas benéficas. Por ejemplo, “Arte y bienestar: subasta y apuesta a beneficio del futuro de México” es una iniciativa de la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México que canaliza los fondos recaudados por la venta de arte a la Fundación Ibero Meneses, que apoya proyectos de educación, economía social y solidaria, desarrollo humano y asistencia a ancianos, enfermos y niños desamparados. Una de sus causas principales es destinar fondos a las becas de alumnos de escasos recursos con alto rendimiento académico, como apoyo para gastos de transporte y alimentación.

Captura de pantalla 2016-09-14 a las 9.52.59 a.m.

 

El arte es un remedio contra la ansiedad

“El mundo está lleno de pequeñas alegrías: el arte consiste en saber distinguirlas”.

Li Tai- Po

Ante el ritmo de vida acelerado de la ciudad es necesario tomar un respiro para admirar y dejarnos sorprender, para inspirarnos y expresarnos con libertad en la danza, en la música o en cualquier manifestación artística que nos ayude a exteriorizar aquello que nos aprisiona. Son muchas las ventajas psicológicas de dedicarle unos minutos al día al arte, ya que no sólo contrarresta la ansiedad sino que contribuye a nuestro bienestar al disminuir  la depresión, pues cuando somos capaces de reconocernos como talentosos creadores, alcanzamos la autorrealización.

oferta y demanda secretos para dedicarte al arte

Fuente Original