David Foster Wallace es definitivamente uno de los escritores más reconocidos de habla inglesa. Luego de publicar en 1996 su obra más famosa, La Broma Infinita,  se volvió un rockstar literario que ha sido alabado por la academia y a la vez adoptado como uno de los autores hipster de cabecera. Si bien a muchos le puede causar rechazo que esté dentro de los escritores under de moda,  su genialidad no queda en duda al momento de leer cualquiera de sus trabajos.

La Broma Infinita” se trata básicamente de una película que hipnotiza a quienes la ven. El público cae en trance y no puede hacer nada más que ver el film una y otra vez. La novela cuenta la historia de esta adicción y cómo una serie de individuos, organizaciones y el mismo gobierno intentan tener la copia original de la película para poder, maquiavélicamente, lograr sus planes.

En esta satírica novela DFW nos muestra un futuro en el que las personas prefieren comunicarse virtualmente, en el que los feos cubren sus caras para no ser vistos y en el que los gobiernos buscan tener a la gente entretenida para poder, a la vez , controlarla ¿suena familiar?

df

Todo indica que estamos en el futuro que el autor nos describía años atrás, a continuación podemos ver concretamente algunas de las predicciones de Foster Wallace:

  1. Donald Trump
    Hace unos años atrás difícilmente nos hubiésemos imaginado a alguien con las características de Donald Trump estaría luchando por la presidencia de EEUU. Sin embargo, David Foster Wallace sí lo tenía en mente. En La broma Infinita , Rush Limbaugh es un ridículo locutor de radio, agresivo, populista y sumamente narcisista quien efectivamente logra llegar a la presidencia de los Estados Unidos.
  2. Smartphones
    Lo que Wallace anticipó con más perspicacia fue la forma en que la tecnología cambiaría la forma de entretenimiento. En la novela nos presenta el “teleputer”, un aparato en la que se ven fusionados los computadores, la tv y los teléfonos, al igual que lo que pasa actualmente con los Smartphones. Claro que ni Wallace pudo imaginar que cabrían en la palma de la mano.
  3. Netflix
    El escritor también predijo como la tecnología permitiría a los consumidores tomar el control de lo que ven. A través del sistema “InterLace” los personajes del libro pueden ver programas de tv y películas a elección, en el momento que quieran, muy similar a lo que nos entrega Netflix el día de hoy.
  4. Skype.
    En la novela aparecen ejemplos de video llamadas con el ficticio programa “videophony”. Este invento complica a los personajes de la novela. A través de la video llamada se les hace más difícil fingir que les interesa lo que están escuchando. Además los hace conscientes de las feas expresiones que realizan cuando hablan los hace entrar en un terrible estrés. Es un golpe para su vanidad, nada muy distinto si recordamos que las cirugías plásticas aumentaron después de la popularización de Skype. Sin embargo Wallace también pensó en la solución a esto, lo que nos lleva al siguiente punto.
  5. Filtros
    Como dijimos, videophony causa estrés en la sociedad de “La Broma Infinita”, por lo que la solución es comenzar a hablar a través de sus avatares. Éstos son básicamente filtros para mejorar digitalmente la apariencia de los usuarios. Así dejan de sentirse inseguros respecto a su look durante las videollamadas y por lo tanto, sus niveles de ansiedad bajan considerablemente. Algo muy cercano a los filtros para embellecer nuestras selfies de Instagram o incluso más cercano a lo divertido que nos hacen ver los filtros de Snapchat.

Éstas son sólo algunas de las cosas que hacen a Wallace fascinante, no sólo fue capaz de predecir algunas tecnologías, sino que también cómo estas iban a provocar nuevas ansiedades en la población. Así podemos ver como Wallace se mostraba escéptico a la utopía digital. Y a través de un libro de 1200 páginas analiza las adicciones de una sociedad que busca la evasión y el entretenimiento infinito a cualquier precio. DFW no sólo analiza las pasiones humanas, sino que hace una crítica feroz de la sociedad del espectáculo, todo esto a través del humor negro.

Fuente Original

Compartir